Protección

 

 

Aseguramos nuestro coche, nuestra casa, nuestra salud, nuestro negocio y con demasiada frecuencia no protegemos adecuadamente lo que potencialmente es nuestro mayor activo: la capacidad para ganarnos la vida, es decir, la de generar ingresos para cumplir con nuestras responsabilidades y para nuestro ocio.

Tómate un momento y piensa lo que podría suceder a tu estilo de vida o al de tu familia, si ya no pudieras generar ingresos debido a una invalidez o algo peor al fallecimiento…

El seguro de VIDA es uno de los más antiguos de la humanidad, fruto de la propia necesidad, ya que vivir es una auténtica aventura diaria, pero también este seguro es un gran desconocido debido a que no se conoce bien lo poco que cuesta y la riqueza que aporta.