Decesos

 

 

Un fallecimiento, siempre es un suceso traumático y que, además de la desolación emocional que genera, también provoca unos gastos medios de 4.000 € por el entierro (capilla ardiente, ataúd, coronas, coche, nicho, etc…)  además de ciertas gestiones obligatorias que deben ser atendidas por los familiares del finado, incluyendo, si es el caso, el coste de repatriación.

Un SEGURO de DECESOS, permite a los familiares olvidarse del coste del entierro, agilizar las gestiones y simplificar los trámites burocráticos inherentes al entierro, repatriación incluida.